Día del Empleado de Comercio

26 de Setiembre, DÍA DEL EMPLEADO DE COMERCIO

Los Mercantiles, incorporamos como festejo de nuestro día gremial, el 26 de Septiembre, conmemorando la jornada del año 1934, fecha en que fuera sancionada la Ley 11.729, la cual marca un hecho de capital importancia para la vida Agentina ya que por primera vez legisló aspectos fundamentales de las relaciones del trabajo, estableciendo normas protectoras para la estabilidad en el empleo, beneficios vacacionales, garantías por accidentes, etc., las que sirvieron como base y cimiento para toda la legislación futura a dictarse. La intención, no solo es preservar vivo el recuerdo de una conquista, la cual benefició no solo a los empleados de comercio, sino también, a todos los trabajadores de la actividad privada, fijo principios ratificados por la política instaurada en el país a partir del 4 de junio de 1943, y efectivizada por el General Juan Domingo Perón desde la presidencia de la Nación, sino además, resaltar el rol protagónico que le cupo al Sindicato de Comercio, como pionera organización sindical y en especial a uno de sus principales dirigentes, D. ÁNGEL GABRIEL BORLENGHI.

Desde la sanción del Código de Comercio con el inicio de nuestra organización institucional, el cual contenía algunas normas que se referían a la actividad de los dependientes, no había sido posible modificar principios del Derecho del Trabajo, ya que la mayor parte de los estudiosos y en consecuencia la Magistratura Judicial, le negaban autonomía, a lo que debía agregarse el predominio de una política conservadora reticente a sancionar normas protectoras de los trabajadores que contrastaran en algo los intereses de los terratenientes y capitales extranjeros en su mayor parte.

Bajo el amparo de dicho código, se buscó introducir modificaciones que reglamentaran las relaciones entre empleados y empleadores y donde es justo destacar, la pionera tarea que desarrolló el Profesor de la cátedra Universitaria de Derecho y luego Diputado Nacional Dr. Alfredo L. Palacios, quien ya en 1913 proyecta la modificación de la norma tratando de proteger la estabilidad en el empleo y que, por supuesto, las mayorías parlamentarias rechazaron reiteradamente por mas de veinte años. Fue en esas circunstancias, como la concurrencia de dos vidas paralelas, hicieron que comenzara un lógico proceso evolutivo de la legislación y de protección al trabajador: Adolfo Dikman , diputado nacional que presentó el proyecto y Ángel G. Borlenghi, Secretario General del gremio mercantil. Dikman, nacido en 1882, se graduó como odontólogo, desempeñándose como diputado provincial primero y nacional luego. Fallece en 1938, alejado de la función pública, entendiendo que la mayor cantidad de enfermedades de los trabajadores se debía a causas sociales más que a físicas, por lo cual era necesario darle atención y solución necesaria. Ángel Gabriel Borlenghi, fue tenedor de libros práctico sin estudios universitarios. Desde su inició como empleado, se abocó a la actividad sindical luchando contra la prepotencia patronal y explotación de sus compañeros. Nacido en 1906, ya en 1924, con poco más de 18 años, fue designado Secretario General de la incipiente Federación de Empleados de Comercio de la Capital Federal. Ocho años después, fundará la Confederación General de Empleados de Comercio, que lleva orgullosa la personería Gremial Numero 1 y agrupa hoy a más de trescientas filiales de todo el país. En conocimiento del proyecto presentado por Dikman, tres organizaciones sindicales deciden un 11 de junio de 1932 formar el «Comité Central Pro reforma Art. 157 del Código de Comercio» compuesta por Gerardo Rodríguez del Centro Unión Viajantes, Luis Modio de la Asociación Viajantes de Comercio y Ángel G. Borlenghi por la Confederación de Empleados de Comercio, quienes elaboran un plan de esclarecimiento y movilización a escala nacional en procura de convertir en ley dicho proyecto. Un mes después, a ese «Comite Gremial» se incorporan los trabajadores del Vestido, Peluqueros y Peinadores, Bancarios y Empleados de Farmacias, quienes con Borlenghi como Secretario General, desarrollaron un amplio y profuso programa de propaganda y agitación por todos los medios posibles, presentando a la Cámara de Diputados, un fundado memorial de apoyo. Los esfuerzos pudieron verse coronados de éxito, al recibir sanción afirmativa el proyecto, el 26 de Setiembre del periodo Legislativo 1933, pero el veto del entonces presidente Gral. Agustín P. Justo, con el pretexto que contenía una cláusula de efecto retroactivo, postergó el logro. Con tesón y bajo la consigna «vacaciones pagas e indemnización por despido» se redoblaron los esfuerzos, organizándose un Congreso Nacional de Delegaciones, logrando con ello que el proyecto volviera a tratarse, convirtiéndose en ley bajo el numero 11.729, en Septiembre de 1934 con su sanción definitiva, transformándose en base angular de la legislación del contrato individual y sustento al desarrollo de la doctrina y la jurisprudencia laboral. De ese ejemplo y de la buena voluntad de los pioneros dirigentes sindicales del gremio mercantil entre otros, tenemos el orgullo de un sin numero de logros y conquistas propias y generales como la Caja de Jubilaciones para Empleados de Comercio, los Subsidios Familiares surgidos sor Convenio Colectivo Medrcantil, la primera Obra Social ex IMMA (Instituto Medico Mercantil) y la participación activa en proyectos de leyes y decretos, como la Ley 20744, Ley de Contrato de Trabajo promulgada en 1974, donde tuvo activa participación el abogado y primer profesional de nuestro sindicato Zona Oeste Dr. Rómulo Carabio, del cual tomamos uno de sus trabajos como base para la confección del presente, y a quien le rendimos un póstumo y merecido homenaje.

Marcha de Empleados de Comercio

 

Letra de nuestra marcha:

Si nuestra unión es fuerte y verdadera
Ganamos todos, ganamos todos
Haciendo respetar nuestros derechos
Ganamos todos, ganamos todos

Defiende tus legítimas conquistas
Con entusiasmo y de corazón
Debemos proteger nuestro futuro
Ganemos todos con la razón

Es deber del hombre defender su dignidad
Siempre ha de luchar por su libertad
Consigamos juntos la justicia y la verdad
la seguridad, la solidaridad

Defiende tu ideal, la justicia social
Apoya con firmeza nuestra unión
Si nuestra unión es fuerte y verdadera
Ganamos todos, sin excepción

Si nuestra unión es fuerte y verdadera
Ganamos todos, ganamos todos
Si juntos construimos el futuro
Ganamos todos, ganamos todos

Defiende con fervor tu sindicato
A tu trabajo y a tu familia
Unidos Empleados de Comercio
Ganemos todos con la razón

Es deber del hombre defender su dignidad
Siempre ha de luchar por su libertad
Consigamos juntos la justicia y la verdad
La seguridad, la solidaridad

Defiende tu ideal, la justicia social
Apoya con firmeza nuestra unión
Si nuestra unión es fuerte y verdadera
Ganamos todos, ganamos todos
Unidos Empleados de Comercio
Ganamos todos, ganamos todos